Skip to content

¿Qué futuro le espera a la movilidad eléctrica?

La movilidad eléctrica ha llegado para quedarse, y eso es algo que los datos no discuten, pues las ventas de coches eléctricos en España no han parado de crecer, de hecho, han aumentado en un 390% en mayo de 2021, y cada vez son más las compañías de vehículos convencionales que se unen a la transición energética con sus nuevos modelos de automóviles.

Sin ir más lejos, se han presentado 29 nuevos modelos de coches eléctricos solo en España en el año 2021, cifra que se espera que aumente en los próximos años persiguiendo el objetivo de llegar a 2050 con la completa electrificación del parque automovilístico español.

España no está mal direccionada hacia el objetivo, pues es el segundo país de Europa con más disposición para la compra de vehículos eléctricos según un estudio realizado por Oliver Wyman. Antes del estallido de la pandemia, tan solo un 50% de la población española tenía en cuenta este tipo de vehículos como primera opción de compra, cifra que actualmente roza el 73% debido al aumento de concienciación ecológica tras la pandemia.

Si bien es cierto, para poder lograr los objetivos de descarbonización marcados por el PNEIC, Europa, y sobre todo España, necesita aumentar su infraestructura de carga rápida para vehículos eléctricos, ya que es uno de los principales impedimentos para la población a la hora de elegir el vehículo eléctrico por encima del vehículo tradicional. La opción de carga rápida es un aspecto cada vez más importante para futuros conductores. Sin embargo, este tipo de tecnología no solo depende del coche, sino de la infraestructura de cargadores, que va creciendo y desarrollándose cada vez más. Power Electronics apuesta firmemente por la movilidad eléctrica, y destina recursos e investigación y continúa desarrollando soluciones de carga rápida para vehículos eléctricos.

Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook