Skip to content

Las energías renovables, el punto clave de la COP26

En una sociedad en la que la preocupación e incertidumbre por el cambio climático cada vez es mayor, la ciudad de Glasgow se ha convertido en el punto de mira de todo el planeta. La ciudad escocesa acoge entre el 31 de octubre y el 12 de diciembre la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2021, o más conocida como la COP26, donde cientos de ministros y diplomáticos de todo el mundo debaten temas como la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero de las industrias, el financiamiento y la desigualdad estructural y el rol de la sociedad civil para combatir la crisis climática.

Del 31 de octubre al 12 de noviembre, se han presentado los primeros planes actualizados de los países para reducir las emisiones tomando como referencia “El Acuerdo de París”, un tratado internacional sobre el cambio climático en el que se estableció el objetivo de limitar el calentamiento global para que no supere los 2ºC y, en lo posible, que no llegue a los 1,5ºC. Y sumado a esto, y con el foco de detener el cambio climático, se está ya ultimando el llamado «Libro de Reglas de París”, el documento que regirá la forma en que se aplicarán y cumplirán los objetivos de reducción de emisiones en todo el mundo establecidos en “El Acuerdo de París”.

Durante la COP26 también se han fijado objetivos relacionados con la eliminación del carbón, la sustitución de los vehículos de gasolina por modelos eléctricos y la transición energética, poniendo en el punto de mira la generación de acuerdos para que las naciones más ricas apoyen económicamente a aquellos países que están en desarrollo a completar, cuanto antes, la transición energética. Y ante esta situación solo hay una respuesta clara: energía renovable.

Hablar de energía renovable hoy en día está a la orden del día. Son muchos los expertos que aseguran que la transición de energías fósiles a renovables es la única forma de poder detener el cambio climático, y es por eso por lo que, el desarrollo y la innovación de la tecnología fotovoltaica son el core de Power Electronics.

En menos de 10 años, Power Electronics ha sido capaz de reducir un total de 56 millones de toneladas CO2 en todo el mundo gracias a sus productos (inversores solares para plantas fotovoltaicas, inversores de baterías y cargadores para vehículos eléctricos) , que son elementos clave en la transición energética y que ayudan a que la energía renovable cada vez sea más estable y segura.

Sin ninguna duda, la energía solar ha ido ganando terreno durante los últimos años, sobre todo debido a que se trata de una energía sostenible e inagotable, no requiere de la extracción de materiales para funcionar, lo que supone un mayor ahorro y es una de las energías que menos contamina el medioambiente, lo que reduce significativamente la huella de carbono.

Tras los acuerdos establecidos en la COP26, la apuesta por la energía solar va a ser cada vez mayor y ante esta situación, Power Electronics estará más que preparado para afrontar, con más energía que nunca, todos los nuevos retos que depara el futuro.

Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook